Registro de la marca en España. ¿Qué es la Clasificación Niza de las marcas?

El registro de marca en España depende directamente de la clasificación Niza. Este sistema internacional se encarga de categorizar los productos y servicios adheridos a un nombre con el cual una empresa presenta su servicio o producto en el mercado. La responsabilidad a la hora de registrar una marca es exclusivamente del propietario de un negocio y el no hacerlo de la forma adecuada puede conllevar graves consecuencias para ambos. Registrar una marca en España requiere un proceso bastante complejo. Disponer del soporte de expertos en el sector que asesoren a sus clientes sobre cuándo y cómo llevarlo a cabo es la mejor opción para evitar perjuicios. En el mercado actual, iGERENT, especializada en servicios de propiedad intelectual, aparece como una de las mejores empresas.

Clasificación Niza: ¿De qué se trata?

La Clasificación de Niza es el resultado de un tratado multilateral administrado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). La naturaleza de este sistema está abierto a los estados que forman parte del Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial. La Asamblea de la Unión de Niza realiza sesiones cada dos años para tratar todos lo relacionado con el mantenimiento de este sistema internacional.

Un total de 45 clases conforman la lista de la Clasificación de Niza. Todas ellas están tituladas por una descripción general sobré qué servicio o producto incluye («prendas de vestir», «calzado», «instrumentos musicales», etc). Cuando se quiere registrar una marca, se incluye al género que pertenece. El uso de términos genéricos agiliza el proceso de registro y mejora los procesos de búsqueda en las bases de datos. De este modo, los ciudadanos gozan de una mayor transparencia. Actualmente, la lista de marcas registradas está formada por unas 10.000 partidas relativas a productos y 1.000 partidas relativas a servicios, ordenadas alfabéticamente.

El hecho de no registrar la marca en la Clasificación Niza da permiso a cualquier empresario a utilizar ese nombre para su empresa. De hecho, se han hecho públicos muchos casos de robo de nombres comerciales a dueños de negocios por el simple hecho de no estar registrados. Eso puede conllevar una pérdida de clientes abismal, lo que genera grandes pérdidas a la empresa. En algunos casos, el nombre comercial en cuestión era de empresas lo bastante grandes y establecidas como para que su uso por parte de un tercero le acarreara consecuencias económicas graves.

La asesoría de iGERENT en la Clasificación de Niza

La empresa IGERENT se encarga de acompañar los dueños de los negocios a lo largo de todo el proceso de registro en la Clasificación de Niza. Para empezar, asesoran a la hora de definir el nombre, el símbolo y el logo ya que, para ellos, todos estos elementos son fundamentales para dar a conocer bien una empresa. Más allá del nombre, se encargan de las búsquedas de nombres comerciales ya existentes para evitar plagios, de todos los procesos de registro y su actualización. A parte de todo lo relacionado con la marca registrada, están especializados en servicios de diseño industrial, de copyright, conflictos relacionados con los nombres de dominio y registros y control de patentes.

iGERENT ya cuenta con más de 200 jurisdicciones y expertos en varios ámbitos. Como las leyes nacionales de registro de marca son distintas en cada país, la empresa se encarga de adaptar los procedimientos a las normas de cada uno de ellos. Por otro lado, el servicio se adecúa a cualquier empresa: desde grandes multinacionales hasta pequeños negocios. Así, iGERENT ofrece una gestión completa para que los empresarios de todo tipo de empresa puedan seguir hacer creciendo su negocio sin preocuparse por todos los aspectos relacionados con el registro de marca.